Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8/10/10

Una joven universitaria no tuvo mejor idea que presentar una tesis de grado contando sus peripecias y promiscuidades sexuales mantenidas con trece de sus compañeros de estudios.

 Según cuenta Elmundo.es, Karen Owen, de la universidad estadounidense de Duke, en Durham, Carolina del Norte, hace en el informe un detalle pormenorizado de cada amante, con nombre y apellido, califica su comportamiento sexual y hasta cuenta el tamaño de sus penes.

“Lo tiene tan grande que al otro día no me podía mover”, dice sobre uno de los jóvenes en uno de los capítulos, al que le dio un puntaje de 8 sobre diez. En tanto, los restantes doce estudiantes no fueron tan agraciados y recibieron una menor calificación.

Aunque en principio, Karen Owen, autora del proyecto, sólo envió su trabajo a tres ‘amigos’, poco a poco su ‘Fuck list’ (Lista de polvos) se extendió como la pólvora por internet cuando un amigo se lo envió a otro amigo y éste perdió el control de los emails que había enviado. Las redes sociales hicieron el resto y en apenas tres días todo el país ha leído los detalles sexuales de los 14 estudiantes implicados. Al parecer, los 13 chicos eran lo suficientemente populares como para que el proyecto se haya convertido en uno de los virales más potentes que se recuerdan en Internet.

El caso causó un revuelo considerable, no sólo por las descripciones de alto voltaje que realiza Karen sino por el medio y el ámbito en que las reproduce: en una tesis de grado presentada en una de las más prestigiosas universidades del mundo, donde grandes personalidades, como Richard Nixon entre otros, pasaron por sus aulas.

 Sin embargo, después, la aspirante hot al título se arrepintió del tema escogido. “Me arrepiento con toda mi alma. Nunca fue mi intención tratar de herir intencionalmente a ninguna de las personas que nombro en el trabajo”, dijo la estudiante en una entrevista con un medio norteamericano.

Hasta el momento no se sabe si la tesis de Karen fue finalmente evaluada por la mesa examinadora, pero semejante audacia le valió a la joven el ofrecimiento de escribir un libro acerca de sus experiencias íntimas por parte de una editorial neoyorquina.

Read Full Post »