Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 6/02/11

El guitarrista de rock británico Gary Moore, de 58 años, ha muerto hoy en el Kempinski Hotel Bahía de Estepona, y su cuerpo no presenta signos de violencia en una primera inspección.

Las mismas fuentes han añadido que no se va a abrir ningún tipo de investigación por la muerte del músico, salvo que de la autopsia se desprendan motivos para hacerlo, aunque han insistido en que en una primera inspección del cadáver no se aprecian signos de violencia.

El músico llegó al citado hotel ayer al mediodía y ha fallecido la pasada madrugada, han añadido las fuentes, que no han precisado si viajó acompañado.

Moore, nacido en Belfast (Irlanda del Norte) el 4 de abril de 1952, comenzó su carrera musical en la década de los 60. En 1970 firmó con su banda, “Skid Row”, un contrato con el sello discográfico CBS.

Pocos años más tarde fue reclutado para la legendaria banda norirlandesa “Thin Lizzy” por su cantante, Phil Lynott, que antes había formado parte de “Skid Row”.

Su carrera en solitario alcanzo relevancia en 1979 con su disco “Parisienne Walkways”.

Siguieron después títulos de gran éxito como “Wild Frontier” (1987) y “Still Got The Blues” (1987).

En 1994, trabajó junto a Ginger Baker en la banda “BBM” y reanudó posteriormente su carrera en solitario.

En esta etapa, grabó discos tan emblemáticos como “Dark Days In Paradise” (1997), “Back To The Blues” (2001), “Power of the Blues” (2004) y “Live at the Monsters of Rock” (2003).

En agosto de 2005 se reunió de nuevo con algunos de los miembros de “Thin Lizzy” para un concierto en Dublín.

Los últimos discos grabados por Moore en estudio son “Old New Ballads Blues” (2006) y “Close as you get” (2006).

El guitarrista realizó una gira por Rusia y Extremo Oriente en 2010 y preparaba varias actuaciones para este verano junto a una nueva banda.

Uno de los miembros de “Thin Lizzy”, Brian Downey, se confesó “conmocionado por su muerte” y rindió tributo a su colega.

“Siempre estará en mis pensamientos y plegarias, no puedo creer que haya muerto”, declaró.

Read Full Post »

Durante gran parte de su vida, Frédéric Chopin vivió aterrorizado por unas misteriosas alucinaciones que le atormentaron hasta el final de sus días. Así lo expresó, en más de una ocasión, en varias cartas que cruzó con su amada, la escritora George Sand. Singulares escenas que terminaron por convertirse en sus mayores pesadillas y que quedaron reflejadas en algunos de estos textos:

“Yo había tocado el Scherzo Allegro más o menos bien, y estaba a punto de tocar el de marzo, cuando de repente, vi salir de mi piano esas malditas criaturas que se me habían aparecido en una noche lúgubre en la Cartuja”.

De esta manera, relataba el propio compositor polaco el suceso que tuvo lugar durante uno de sus conciertos. Experiencias que vivía como reales y que se repitieron una y otra vez, conformando así su frágil y melancólica personalidad.

Una respuesta médica

La publicación “Medical Humanities” daba a conocer recientemente el revolucionario estudio realizado por dos expertos españoles en torno a la posible enfermedad que pudo padecer Chopin. Según éstos, las curiosas ilusiones ópticas que persiguieron al compositor pudieron haber sido causadas por una epilepsia del lóbulo temporal.

Y es que para los doctores Manuel Vázquez y Francisco Brañas del Hospital Xeral-Calde de Lugo, el insomnio que padecía y las sensaciones que estas visiones le producían son dos de los elementos clave en este insólito enigma.

Read Full Post »