Feeds:
Entradas
Comentarios

La sociedad británica vive sobrecogida desde que la semana pasada se enterara de la muerte de Gemma McCluskie, una actriz de 29 años cuyo cuerpo fue encontrado sin vida flotando sobre el canal Regent en Hackney, al este de Londres.

A simple vista, parecía un simple suceso más, si no fuera porque los agentes de Scotland Yard la encontraron sin cabeza ni extremidades. Este macabro asesinato ya tiene unsospechoso: su hermano Tony, de 35 años, que ha sido detenido este fin de semana. Vivía con la víctima, así como con la madre de ambos; ahora está citado a declarar para esclarecer las incógnitas de un caso que ha sacudido a la opinión pública inglesa.

La detención sorprende teniendo en cuenta queTony fue uno de los encargados de organizar la búsqueda de Gemma cuando esta desapareció, según los medios británicos, llegando incluso a pegar carteles junto a Danny, el tercero de los hermanos. Los agentes, mientras tanto, siguen trabajando para encontrar las partes del cuerpo desaparecidas de la víctima.

Nacida en 1983, Gemma McCluskie se hizo famosa en EastEnders, una serie británica que comenzó a emitirse en 1985 y que aún continúa en la parrilla de la BBC One. La víctima interpretó entre 2000 y 2001 el papel de Kerry Skinner.

El 27 de febrero de 1912 la policía entraba en un domicilio particular situado en la calle Ponent 29 de Barcelona. Habían sido alertados por Claudina Elías, una vecina del piso de enfrente que dio aviso a la autoridad tras ver a una niña pequeña tras una ventana.

El triste rostro de la niña, que llevaba la cabeza rapada, le hizo sospechar de que algo no era normal en aquella situación. En los últimos meses, se había producido la desaparición de varios niños y niñas de corta edad en la Ciudad Condal y el modo de vida un tanto extraño que llevaba su vecina le inquietaba.

La inquilina del piso registrado respondía al nombre de Enriqueta Martí Ripollés y se trataba de una misteriosa mujer que había llevado una doble vida que sorprendió a todo el mundo.

Enriqueta era una vieja conocida de la policía, ya que había sido detenida años atrás por un turbio asunto en el que se vio mezclada regentando un prostíbulo en el que ofrecía a menores. Una extraña mano negra había hecho desaparecer el expediente del caso y no pudo ser juzgada por dicho delito, lo que la llevó a disfrutar de libertad.

Todo parece indicar que, por aquel entonces, entre sus clientes se encontraban varios miembros de la burguesía catalana, lo cual propició esa pérdida del expediente.

Pero el nuevo caso que llevaba a la policía a casa de Enriqueta Martí era que tuviera retenidos a los pequeños desaparecidos y más concretamente el último caso; el de la niña Teresita Guitart, desaparecida tres semanas antes y de la que se había hecho un gran despliegue periodístico.

Y efectivamente, allí estaba la pequeña junto a la supuesta hija de Enriqueta. A través del largo y oscuro pasillo había varias habitaciones, las cuales estaban decoradas suntuosamente con caros muebles, al más puro estilo de cualquier casa de citas de la época. Pero lo más escalofriante fue hallar los huesos semicalcinados de más de 10 pequeños, de los que se había extraído el tuétano.

Enriqueta Martí se disfrazaba por las mañanas de mendiga y recorría las calles y mercados de la ciudad. Cuando veía a un niño alejado de sus padres lo cogía y se lo llevaba hacia su piso. Allí los ponía al servicio de clientes de gran poder adquisitivo que abusaban de ellos, para asesinarlos a continuación y extraerles algunos órganos, la sangre, el tuétano y elaborar pócimas que después vendía a personas enfermas.

Por las noches, Enriqueta se vestía lujosamente y acudía a fiestas celebradas en las mejores casas y salas de la ciudad, codeándose con la flor y nata de la burguesía y la clase política de por entonces.

Esta vez había demasiadas pruebas para que se les volviese a escapar ‘la vampiresa de la calle Ponent’ como llegó a ser conocida. La investigación llevó a la policía a otras viviendas también a nombre de la perversa mujer.

El caso de la vampiresa de Barcelona llenó centenares de páginas de la prensa y, la población de la ciudad, esperaba indignada el juicio que debía llevar a la asesina al garrote vil. Pero Enriqueta Martí murió el 12 de mayo de 1913 a consecuencia de la brutal paliza que le dieron sus compañeras de prisión, acabando ahí y quedando para el olvido una de las historias más perversas y escalofriantes de las primeras décadas del siglo XX.

San Valentín desnudo

Una joven estadounidense hallada desnuda y atada en el coche de su novio terminó la noche en la cárcel con su pareja el martes en Oregon (noroeste de EEUU), acusada de perturbar el orden público con su particular celebración del Día de San Valentín, informaron los medios locales.

Tras ser detenida por la policía por la denuncia de una testigo, la pareja se disculpó por lo ocurrido, informó el periódico The Oregonian en su página ‘web’.

La policía de Portland (Oregon), recibió el martes al mediodía la llamada telefónica de alguien que vio un coche que circulaba con una mujer desnuda y atada, según el diario.

La testigo dio a las autoridades el número de placa del vehículo y nueve coches de policía se lanzaron a la búsqueda, mientras otros agentes se dirigían también al domicilio del propietario del vehículo, registrado a nombre de Nikolas Alexander Harbar, de 31 años.

La policía finalmente arrestó a la pareja en la casa unos veinte minutos después de la llamada de la testigo. Harbar efectivamente llevaba a su novia, Stephanie Pelzner Morgan, de 26 años, desnuda y atada en el asiento trasero de su auto con un trozo de cinta adhesiva tapándole la boca.

Harbar dijo a la policía que habían realizado un “juego de roles por el Día de San Valentín”, lo que Pelzner confirmó.

La pareja fue arrestada y detenida tras ser acusada de perturbar el orden público, dijo el periódico, citando a un oficial de policía que dijo que lo sucedido es lo “más extraño” que ha visto en 24 años de servicio.

Whitney nos deja…

La cantante y actriz estadounidense Whitney Houston, una de las voces más potente de la música pop, murió hoy a los 48 años de edad en un hotel de Bervely Hills, en Los Angeles, California, informaron fuentes de la policía angelina.

La cantante fue declarada muerta a las 15:55 hora local (0:55 GMT) en el Hotel Beverly Hilton a pesar de los esfuerzos de reanimación, dijo un portavoz policial.

Houston, que se preparaba para reaparecer en la gran pantalla en una nueva versión de “Sparkle”, su primer papel cinematográfico desde “La mujer del predicador” en 1996, murió en la víspera de la 54ª entrega anual de los premios Grammy.

Houston se casó con el cantante de “rap”, Bobby Brown, el 18 de julio de 1992 pero la pareja se separó en 2006 tras 14 años de una relación que la desgastó emocionalmente y la abocó a las drogas, según confesó la propia artista.

En septiembre de 2009, afirmó ante las cámaras de televisión que estaba muy recuperada tras haber sido adicta a la marihuana y cocaína, cuando estaba casada con Bobby Brown.

La cantante reconoció que aunque todavía se sentía atraída por las drogas dijo confiar en Dios para superar la mayor tentación de su vida, que hoy, desvalida y “guardaespaldas”, se apagó para siempre.

Zeitgeist

Corrupción en el Vaticano

El Vaticano se vio sacudido el jueves por un escándalo de corrupción después de que una investigación de la televisión italiana señalara que un antiguo alto cargo fue trasladado contra su voluntad tras quejarse sobre irregularidades en la concesión de contratos.

El programa “Los Intocables” emitido el miércoles en la noche en la respetada cadena privada La 7 mostró lo que aseguró que eran varias cartas enviadas en 2011 por el arzobispo Carlo Maria Vigano cuando era vicegobernador del Vaticano a varios superiores, incluyendo el propio Benedicto XVI, respecto al caso.

El Vaticano emitió un comunicado el jueves en que criticó los “métodos” usados en la investigación periodística. Sin embargo, confirmó que las cartas eran auténticas al expresar “tristeza por la publicación de documentos secretos”.

Durante su período como vicegobernador del Vaticano entre 2009 y 2011, Vigano fue el número dos en un departamento responsable del mantenimiento de jardines, edificios, calles, museos y otras infraestructuras de la diminuta ciudad-Estado.

Vigano, que ahora es el embajador del Vaticano en Washington, afirma en las cartas que cuando asumió el cargo en 2009 descubrió una red de corrupción, nepotismo y tráfico de influencias vinculados a la concesión de contratos a compañías externas a precios inflados.

En una de las misivas, le cuenta al Papa acerca de una campaña de desprestigio en su contra por parte de otros funcionarios del Vaticano que buscaban su traslado, disgustados con sus drásticas medidas para ahorrar dinero de la Santa Sede limpiando sus procedimientos.

“Santo Padre, mi traslado justo ahora provocaría mucha desorientación y desaliento en aquellos que han creído que era posible limpiar tantas situaciones de corrupción y abuso de poder que han estado enraizadas en la administración de tantos departamentos”, escribió Vigano al Papa el 27 de marzo de 2011.

En otra carta fechada el 4 de abril de 2011, Vigano afirmó haber descubierto que la administración de algunas inversiones del Vaticano había sido confiada a dos fondos gestionados por un comité de banqueros italianos “que velaban por sus propios intereses más que por los nuestros”.

En la misma carta, afirmó que en una sola transacción financiera en diciembre de 2009, “nos hicieron perder dos millones y medio de dólares”.

Aunque su campaña de transparencia y reducción de costes ayudó a que el presupuesto de la Ciudad del Vaticano pasara de déficit a superávit, una serie de artículos no firmados criticándolo por poco eficaz aparecieron en el diario Il Giornale, propiedad del hermano del ex primer ministro Silvio Berlusconi.

El 22 de marzo de 2011, el secretario de Estado Vaticano, Tarcisio Bertone, informó a Vigano que sería trasladado a otro cargo, pese a que debía durar hasta 2014.

En su comunicado, el Vaticano dijo que la investigación periodística trató asuntos complicados “de un modo parcial y banal” y que podría adoptar medidas para defender el “honor de personas moralmente elevadas” que sirven lealmente a la Iglesia.

Laura Dekker hace historia

Laura Dekker completó su travesía surcando tres océanos, en un viaje que ha durado un año y un día, a los 16 años y 4 meses de edad. Inició su intento de récord desde San Martín el 20 de enero de 2011 y navegó 27.000 millas náuticas, según su página web oficial.

La joven, que tiene la nacionalidad holandesa, por su padre, alemana, por su madre, y neozelandesa, cuyo pasaporte utiliza habitualmente, será recibida en el puerto de la isla, según está previsto, por la ministra-presidente de San Martín, Sarah Wescot-Williams.

Tras la ceremonia oficial se ofrecerá a Laura y a su familia una gran fiesta de recibimiento a bordo de un yate privado atracado en el puerto. Se calcula que cerca de 1.000 personas participarán en los festejos.

Dekker partió el 10 de agosto de 2010 para dar la vuelta al mundo en su velero desde Gibraltar, en el extremo sur de la Península Ibérica. No obstante, debido al elevado riesgo de sufrir ataques de los piratas en el Indico, cambió su ruta de regreso y decidió terminar la hazaña en San Martín y no en Gibraltar.

Laura bate así el récord que hasta la fecha estaba en manos de la australiana Jessica Watson, quien dio la vuelta al mundo en solitario, aunque sin escalas, y llegó a Sidney el 15 de mayo de 2010, tres días antes de cumplir los 17 años. Laura Dekker celebrará su cumpleaños número 17 el 20 de septiembre.

No obstante, Laura se llevará una decepción: no entrará en el libro Guiness de los Récords. La organización ha decidido hace poco eliminar la categoría de adolescentes para no promover el hecho de que los menores de edad intenten buscar récords de todo tipo, lo cual los funcionarios de esa institución no quieren alentar.