Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘españa’

Los habitantes de la localidad barcelonesa de Esparreguera deberán volver a antiguos usos y barrer la acera delante de sus casas con el fin de aliviar las finanzas municipales e impulsar el civismo, según una ordenanza municipal que ha sido mal acogida por algunos.

El alcalde de Esparreguera, el nacionalista Joan-Paül Udina (de Convergència i Unió y elegido el pasado mayo), ha pedido a sus conciudadanos un esfuerzo de limpieza, necesario en esta época de vacas flacas. “El Ayuntamiento no tiene actualmente suficiente capacidad económica para reforzar los servicios municipales de limpieza y jardinería”, explicó en una ordenanza publicada el 28 de septiembre.

“Con el fin de recuperar la costumbre que tenían nuestros abuelos, os pedimos barrer regularmente la parte de acera y de calle delante de vuestra casa”, explica el texto. Los 22.000 habitantes de la localidad deben además regar “con agua limpia” los árboles o jardineras públicas instaladas ante sus puertas sin ensuciar la vía pública.

Además de la voluntad de ahorrar, se trata también, según el alcalde, de mejorar la “coexistencia, la calidad de vida y el respeto por el espacio público”, precisa la ordenanza. Un argumento convincente, según Dolores Serrano, de 56 años, que llegó de Andalucía cuando tenía tres años. “Es una idea estupenda, el alcalde no nos está obligando. Yo riego ya el árbol de mi calle, en frente de mi puerta, para que no muera”, subrayó.

Las finanzas locales están sufriendo los efectos de la crisis en España. A finales de junio, la deuda de los ayuntamientos se elevaba hasta los 37.640 millones de euros (un 3,5% del Producto Interior Bruto). La situación de las 17 comunidades autónomas es particularmente preocupante, con una deuda acumulada de 133.172 millones de euros, es decir, un 12,4% del PIB, un récord histórico.

Anuncios

Read Full Post »

El Ejército de Libia ordenó a todas sus unidades un alto el fuego a partir de las 21.00 hora local (19.00 GMT del domingo), mientras tanto las Fuerzas Armadas de EEUU realizaron un nuevo ataque con misiles Tomahawk contra sistema de defensa antiaérea de Libia.

La coalición internacional, en ataques aéreos, destruyó un edificio de una residencia del líder libio Muamar Gadafi en Trípoli que sirvió del centro de mando y control de las tropas. EEUU declaró que el derrocamiento de Gadafi no es objetivo de la operación.

Asimismo, las autoridades estadounidenses negaron desempeñar el papel dominante en la operación contra Libia y prometieron entregar el mando a la coalición en el transcurso de los próximos días.

Las fuentes insurgentes señalaron que al menos 8.000 libios que apoyaron la rebelión contra Gadafi murieron a raíz de las acciones militares de las tropas de Gadafi.

El pasado sábado tras una cumbre de urgencia convocada en París por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, las fuerzas aliadas iniciaron una operación militar contra el régimen de Gadafi. En la operación participan Francia, Reino Unido, EEUU, España, Italia y Qatar. Rusia y China lamentaron el inicio de la operación.

El primer día la coalición disparó 110 misiles Tomahawk contra elementos de defensa antiaérea de Libia. Según la prensa oficial libia, las fuerzas aliadas atacaron instalaciones civiles en importantes ciudades, incluidas Trípoli y Bengasi (baluarte opositor).

Ayer, domingo, las Fuerzas Armadas de EEUU lanzaron nuevo ataque con misiles contra defensa antiaérea libia al disparar otros cuatro Tomahawk, informó una fuente anónima del Pentágono, citada por la cadena Fox News.
Los ataques destruyeron una residencia de Gadafi en Trípoli, a 50 metros de la tienda beduina donde Gadafi solía recibir a sus huéspedes.

Según las autoridades libias, a causa de los ataques de la coalición 50 personas murieron, entre ellas mujeres y niños, y otras 150 resultaron heridas. Fuentes del Ministerio de Sanidad, citadas por la agencia Reuters, reportaron sobre 64 muertos. A su vez, militares estadounidenses desmintieron esa información y declararon que no hay víctimas civiles a raíz de ataques.

Mientras tanto, expertos rusos coinciden en que la operación militar contra Libia contradice a la resolución 1973 y puede traer consecuencias irreversibles.

El pasado domingo Qatar decidió unirse a la operación y desplegó varios aviones cerca de Libia, según el jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU, almirante Michael Mullen.

Bélgica anunció que a partir de este lunes participará en la operación contra Libia, tras movilizar a 250 efectivos y planea enviar a la región seis cazabombarderos F-16 y un dragaminas.

Dinamarca también anunció su intención de sumarse a los aliados. El Parlamento del país ya aprobó el envío de militares daneses a la zona de la operación contra Libia.

Chipre se pronunció contra el uso de las bases británicas que ocupan el 2% de su territorio en operaciones militares.

Grecia descartó su participación en la operación pero anunció que concederá una base militar y equipos técnicos a las fuerzas de la coalición, en particular una base naval en la Isla de Creta y dos aeródromos en el oeste del país, asimismo una fragata de la Armada con un helicóptero, un avión radar y un helicóptero de rescate.

Por su parte, los líderes de Venezuela, Nicaragua, Paraguay, Ecuador y Bolivia condenaron acciones militares de la coalición internacional. El Consejo Ministerial de ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) reunido el pasado domingo aprobó una declaración conjunta en la que expresó su “total rechazo y condena a la incursión militar imperialista contra el pueblo libio”, al señalar que la operación busca “apropiarse de sus recursos naturales”.

 

Read Full Post »

Este es el último invierno en el que los clientes de La Casita Blanca se perderán entre sus cálidas sábanas. Desaparece la que para muchos amigos ha sido casi una segunda residencia. Porque, a pesar de su concurrencia, pocos se atreverían a manifestarse para que se mantuviera en pie este abrevadero, emblema de la discreción, del que hablaba Serrat en una canción homenaje.

Sea como fuere, a La Casita Blanca del barrio de Gràcia no le queda ni una sola primavera. En marzo de 2011 se prevé que sus puertas se cierren para siempre tras un siglo de vida y se vengan abajo las miles de historias que entrañan en silencio sus 43 habitaciones. Adiós, pues, a los secretos, a las excusas, a las tapaderas, al amor furtivo y al sexo a y con discreción.

Porque si de algo pueden estar convencidos los barceloneses es de que no existe otro lugar igual donde dar rienda suelta a sus deseos con la seguridad de no ser descubiertos y, además, hacerlo en un ambiente tan encantadoramente ‘kitsch’.

Demodé, pero siempre íntimo, en subidos tonos rojos combinados con madera. Un aire rococó que completan traviesos espejos a lado y lado, arriba y abajo, corazones incluso en la entrada de alguna habitación, lámparas modernistas bañadas en oro y un sinfín de ceniceros que confirman uno de los tópicos más extendidos en materia de sexo: el cigarrillo de después.

Sin embargo, quien camina por la zona -junto a Plaza Lesseps- y no conoce el edificio, no se fijaría en él por su barroquismo, precisamente. La fachada de La Casita Blanca responde a los dictados del silencio y se mueve en una sobriedad de principios de siglo -XX, claro- que también ha quedado obsoleta en un barrio siempre en reformas.

Entrar al ‘meublé’ es toda una aventura que antes satisfacía los anhelos de confidencialidad de los infieles o los conocidos visitantes. Sin embargo, ahora también llena de morbo a los más jóvenes, sorprendidos primero por las cortinas naranjas que resguardan los coches en el aparcamiento y después por las misteriosas indicaciones que se les dan a la entrada.

En La Casita Blanca es imposible encontrarse con otros huéspedes por los pasillos ya que antes de desalojar la habitación se debe avisar a recepción. De hecho, cuando alguien recorre sus pasillos, que parecen sacados de Hogwarts, una luz roja indica que nadie más debería pasar por allí.

La Casita Blanca, que ha sido y es el oasis de los sedientos, pero sobre todo el paraíso de sutiles luces carmesí de los que no quieren ser juzgados, se convertirá en breve en una historia más que contar sobre Barcelona. Sobre la ciudad en su versión erótica que parecía resurgir con la reapertura del Molino y que se queda coja sin la presencia de su clásico ‘meublé’.

Read Full Post »