Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘FBI’

La policía de Nueva Zelanda reveló el sábado los inusuales detalles del arresto del presunto líder de un caso de robo de propiedad intelectual de Internet, en sucesos al estilo de la saga de James Bond que incluyeron una mansión con claves electrónicas, cámaras de seguridad y un Cadillac rosado.

El alemán Kim Dotcom, también conocido como Kim Schmitz, fue uno de los cuatro hombres arrestados el viernes, en medio de una investigación contra el sitio de Internet Megaupload.com. La pesquisa fue dirigida por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) estadounidense.

Las autoridades acusan al grupo de organizar un plan que robó de más de 500 millones de dólares en derechos de autor y de generar más de 175 millones de dólares en ganancias por suscriptores y publicidad.

Un oficial de la policía dijo que decenas de oficiales, apoyados con helicópteros, entraron en la mansión, después de de que Dotcom les negara la entrada.

“Pese a que nuestros oficiales se identificaron claramente, el señor Dotcom se encerró en la casa y activó una serie de mecanismos electrónicos”, dijo el detective Grant Wormald, de la Agencia contra Crímenes Organizados y Financieros de Nueva Zelanda.

Los efectivos requisaron dos armas y retiraron ordenadores y documentos, además de incautar más de 10 millones de dólares neozelandeses (8 millones de dólares) de instituciones financieras.

Cadenas de televisión mostraron imágenes de vehículos, entre ellos un Cadillac rosado y un Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe, cuando eran removidos de la propiedad, una de las más grandes y caras del país con un valor de 30 millones de dólares neozelandeses.

Dotcom tiene condenas previas por tráfico de influencia y desfalco en Alemania y Tailandia, según información de autoridades de inmigración. Según el FBI, habría ganado personalmente 42 millones de dólares con Megaupload sólo en el 2010.

El viernes, legisladores en Estados Unidos postergaron una votación clave sobre un proyecto de ley contra la piratería, en una victoria para las compañías de Internet.

Las industrias del cine y de la música quieren que el Congreso estadounidense endurezca las medidas contra la piratería de Internet y el robo de contenido, pero compañías como Google y Facebook han dicho que éstas medidas podrían derivar en censura.

Anuncios

Read Full Post »

Al menos treinta y tres de los grupos criminales que operan en suelo estadounidense están reclutados por los traficantes de drogas mexicanos, según relevó un informe de la Oficina Federal de Investigación (FBI) de Estados Unidos.

Bajo dirección de los narcos mexicanos, estas bandas desarrollan sus actividades delictivas en estados como California o Texas. Son las responsables de garantizar el tráfico de armas y drogas, proteger las rutas a través de las que se realiza, cobrar deudas y perpetrar asesinatos.

Los colaboradores de los narcos mexicanos cuentan entre sus filas tanto con inmigrantes latinoamericanos y ciudadanos afroamericanos, como blancos estadounidenses. La participación de estos últimos facilita sustancialmente la labor criminal, puesto que tienen más posibilidades de evitar controles policiales y aduaneros exhaustivos.

Según expertos de la FBI, la colaboración entre los cárteles mexicanos y grupos criminales estadounidenses hizo cambiar de forma considerable el propio sistema de narcotráfico. Por ejemplo, el conocido cártel La Familia tiene ahora un centro de control de transporte de drogas en California, algo que inconcebible hasta hace poco.
Últimamente, este tipo de bandas también se dedican al tráfico ilegal de inmigrantes a EEUU, secuestros y extorsiones.

Según estimaciones independientes, los cárteles mexicanos ingresan decenas de miles de millones de dólares por el narcotráfico a EEUU, principal consumidor de la cocaína. El crimen organizado y las narcomafias mexicanas son responsables de 40.000 muertes desde 2006.

Tras su llegada al poder en 2006, el presidente de México, Felipe Calderón, declaró la guerra al narcotráfico y el crimen organizado. No obstante, pese a los más de 60.000 soldados desplegados en las zonas fronterizas con EEUU y la detención de muchos cabecillas de los narcos, hasta ahora no se han logrado importantes avances en esta lucha.

Read Full Post »

Seis personas fueron detenidas en Estonia acusadas de operar una red que infectó con software malicioso más de 4 millones de ordenadores en unos 100 países y robó al menos 14 millones de dólares en pagos fraudulentos hasta su desarticulación por el FBI, informó hoy la Fiscalía de Nueva York.

Los sospechosos, todos ellos estonios, fueron arrestados el martes en ese país báltico y Estados Unidos pedirá su extradición, mientras se busca al ruso Vladimir Tsastsin, otro implicado, agregó.

Según la Fiscalía, los “hackers” introdujeron entre 2007 y 2011 “malware” o software malicioso en más de cuatro millones de PCs repartidos por el planeta, al menos medio millón de ellos en Estados Unidos, donde el ciberataque afectó desde individuos, pequeños negocios y ONGs hasta agencias gubernamentales como la NASA.

El software malicioso permitió a los piratas informáticos penetrar la seguridad de cada ordenador para controlar la navegación en Internet y desviar así las búsquedas a páginas web por las que el usuario efectuaba un pequeño pago cada vez que pinchaba en ellas.

Además, el “malware” inutilizó los programas antivirus, de manera que el virus quedaba sin detectar y las computadores permanecían expuestos a nuevos ataques por parte de los “hackers”, de acuerdo a las autoridades estadounidenses.

Los piratas informáticos habían creado en 2007 una agencia legal de publicidad en la red mediante la cual cobraban por cada “click” del ratón en los links de sus clientes o el número de veces que determinados anuncios aparecían en ciertas páginas web.

Pero para incrementar al máximo sus ingresos, los “hackers” elevaron el tráfico a esos sitios mediante el “malware” y un sistema conocido como “DNS Changer”, que altera la configuración de los dominios en letras y su traducción en direcciones IP numéricas.

Los usuarios eran así redirigidos a anuncios de clientes de la compañía estonia cuando intentaban entrar en páginas web como iTunes de Apple, el proveedor de contenidos audiovisuales Netflix, la edición digital de The Wall Street Journal o incluso el sitio en Internet del Servicio de Rentas Internas (Hacienda) de EEUU.

Todos los detenidos -de entre 26 y 33 años- han sido acusados de conspirar para cometer fraude electrónico, por lo que cada uno se enfrenta a una pena mínima de 5 años y máxima de 30 años en prisión en Estados Unidos, según la Fiscalía.

Read Full Post »