Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘olot’

Una fantasía erótica ha terminado en pesadilla para una joven catalana en Roma. La rocambolesca historia protagonizada por una estudiante de Olot ha sido portada en la prensa italiana, ha movilizado a la Embajada española y ha tenido una notoria repercusión política, provocando incluso declaraciones públicas del alcalde de la capital, el derechista Gianni Alemanno y otros líderes.

Todo comenzó el pasado 19 de febrero. Adriana Alzamora Gutiérrez, de 23 años y natural de Olot, estudiante de Ingeniería Química en la Universitat Politècnica de Catalunya y que se encontraba en Roma con una beca Erasmus, presentó una denuncia por violación. Según su versión aquel día, había salido de trabajar en un local, de madrugada, muy cerca de la plaza de España. En la calle se le acercaron dos individuos que la asaltaron. Mientras uno de ellos la sujetaba, el otro abusó sexualmente de ella, en el hueco entre dos coches. De vuelta a su domicilio, le contó lo sucedido a un amigo, también español, y ambos fueron a un hospital. Luego, como es norma en los centros médicos en estas circunstancias, le indicaron que debía ir a presentar la correspondiente denuncia.

La violación en plena calle, en un lugar tan céntrico y turísticamente emblemático como la plaza de España, causó conmoción en Roma. La noticia salió en la primera página de algunos periódicos y alimentó la psicosis de inseguridad ciudadana. Como suele hacerse después de otras violaciones, como muestra de solidaridad, se iluminó de noche el Coliseo. La víctima no quiso que se revelara su nombre para no dar un mal trago a su familia.

Pocos días antes, un inmigrante rumano había violado a una turista estadounidense de origen filipino en una caseta de electricidad abandonada del parque de Villa Borghese. En esta ocasión la víctima se había dejado engañar por las maneras educadas del hombre que luego la forzó.

El clima de alarma en Roma se acrecentó aún más la pasada semana, al saberse que una mujer italiana de 32 años había denunciado a tres carabineros y a un guardia municipal por haber sido violada en una comisaría donde estaba detenida por hurto. Los hechos aún no están muy claros. Se sospecha que hubo alcohol de por medio. Dos de los carabineros admiten que se produjo una relación sexual, pero consentida.

En este contexto cayó como una bomba la noticia, revelada el sábado, de que la violación de la estudiante española no había sido tal. Según la versión dada ayer por varios periódicos, Adriana Alzamora, en una segunda declaración ante la policía y ante las contradicciones en que había caído, confesó su mentira. Nadie la violó aquella noche. Al parecer, la chica y su novio pactaron una fantasía erótica. Ella, haciéndose pasar por prostituta, debía seducir a un desconocido y mantener con él relaciones sexuales. El encuentro tuvo lugar, pero el preservativo se rompió. Ante el temor de haber sufrido algún contagio, decidió ir a un hospital para someterse a un tratamiento preventivo. Se inventó la historia de la violación para facilitar las cosas. En realidad fue una decisión que le ha complicado la vida.

A la policía no le encajaba la narración. Hizo algunas comprobaciones que alimentaron sus sospechas. La señal del móvil de Adriana no fue detectada aquella noche en la zona del presunto delito. Tampoco las cámaras de seguridad grabaron nada anormal.

Ayer los periódicos nacionales italianos volvieron a destacar el episodio. El Corriere della Serapublicó el nombre de la estudiante, pues ahora ya no es víctima de un delito sino presunta autora de dos –falso testimonio y simulación de delito– castigados con hasta tres años de cárcel.  Según el diario La Stampa, la joven “es bella y acomodada”. Algunas fuentes la relacionan con una conocida empresa radicada en Olot.

El alcalde de Roma expresó “piedad humana” por la joven pero lamentó que su caso haya contribuido a “difamar a la capital”.

 

Read Full Post »