Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘porno’

El cine para adultos mueve el engranaje de una industria gigante que genera millones y millones de euros cada año. La competencia es tal que las productoras buscan diferenciar el producto de cualquier manera para atraer la atención del consumidor. Las ideas nuevas y la creatividad pueden marcar la diferencia, pero en esta difícil cruzada ha habido un protagonista que se ha pasado de la raya.

Es el caso del doctor Jaroslav Barták, quien la pasada primavera se introdujo ilegalmente en la Embajada de El Vaticano en Praga para filmar escenas de una película porno. Barták, considerado él mismo como un católico devoto, aprovechó su condición profesional para engañar a las autoridades alertando de que existía en el edificio un virus peligroso que corría el riesgo de expandirse, según la televisión checa TV Nova. Tras recibir el permiso, se instaló temporalmente en la embajada con un equipo de técnicos y actores del filme, dirigido y producido por František Jílek.

Bartak desempeñaba el rol de un cardenal ‘vicioso’ durante el rodaje. Según las declaraciones de una de las actrices que participaron en el mismo, Barták pretendía grabar una escena en la que violaría a una monja dentro de las propias instalaciones, aunque finalmente no se rodó sexo explícito dentro del recinto.

“Abusó gravemente de nuestra confianza”, ha denunciado Monika Vývodová, portavoz de la institución. La jugarreta del doctor se ha descubierto una vez ha sido detenido por la policía después de que varias de sus empleadas, contratadas a través de un casting, le hayan denunciado por un presunto delito de violación y acoso sexual. El historial moral de Barták es de tal calibre que también deberá defenderse de acusaciones de chantaje y posesión de drogas, entre otros. A falta del juicio, no parece ser el protagonista más adecuado para una película de estas características.

Read Full Post »

La Policía detuvo el jueves en Barcelona al director y productor de cine «porno» Pablo Lapiedra al que las autoridades colombianas investigaban desde finales de 2008. En esas fechas el rector de un instituto de Medellín (Colombia) interpuso una denuncia después de que varios alumnos le contaran que una de sus compañeras Mary A.R.M., de 16 años, aparecía en un vídeo pornográfico con dos adultos que la sometían a todo tipo de vejaciones e insultos. Se trataba de un material sórdido, colgado en una página de internet llamada «pablolapiedra», en el que aparecían otras jóvenes no identificadas, aparentemente adolescentes. Las películas se vendían a entre diez y 75 euros la descarga, según avanzó ayer la Cope.

Al rastrear el dominio de esa web se llegó hasta una ciudadana llamada Zuleydy Piedrahita, natural de Cali (Colombia), casada con el español Lapiedra y residente en Madrid. Se hacía llamar «Little Lupe» o «Lupe Fuentes», apodos con los que ha triunfado como «pornostar». La Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía española se sumó a la investigación y averiguó que en algunas de las películas aparecía la propia Zuleydy como auxiliar en el rodaje o como espectadora. El cámara era Lapiedra.

Zuleydy, que aprovechaba su apariencia de «lolita» aunque era mayor de edad, actuaba también en otra parte del material en el que la menor colombiana aparecía con hombres y mujeres. Esas escenas ya no estaban alojadas en la web citada sino en otra, por lo que se dedujo que los abusos sobre la menor habían seguido y se le tomó declaración.

Mary contó que fue reclutada para un casting por el matrimonio y que la llevaron a un hotel a las afueras de Medellín para grabar. Para salvar la «contrariedad» de que fuera menor, la pareja le proporcionó una identidad nueva y una nueva edad: 18 años. De hecho, ella aparece en el vídeo dando ese falso nombre y explicando que tiene 18. La chica relató que grababan esas películas durante horas, de ocho de la mañana a siete de la tarde, que le prometieron no distribuirlas en Colombia, que el vídeo del supuesto «casting» fue el último que se filmó y le pagaron 700 euros. La menor procede de una familia desestrurada y sin casi recursos.

El mes pasado la Policía colombiana detuvo a tres individuos por pornografía, miembros de esta supuesta red, mientras que Lapiedra, con varios domicilios en Madrid, Barcelona y Alicante, no había sido localizado en ninguno de ellos (se dictó una orden de detención internacional contra él). El jueves fue arrestado en la vivienda de su nueva novia en la Ciudad Condal y entregado a la Audiencia Nacional, que debe acordar su extradición a Colombia. Su ex mujer vive en Los Ángeles y está en libertad. La Policía colombiana los acusa de dirigir una red de pornografía infantil.

 

Read Full Post »

Aquel ‘Volver’ de Carlos Gardel ya rezaba que 20 años no son nada. Algo parecido debe de pensar la, hasta hace unos días, profesora de Ciencias de un instituto de Saint Louis, Misuri, cuando su propio pasado le dio una bofetada que le ha costado su puesto de trabajo. A Tera Myers todavía le persigue su personaje en el mundo de la industria pornográfica, Rikki Andersin, nombre con el que interpretó ‘Culo prieto’, cuando tenía 18 años de edad.

Myers tiene ahora 38 años y un avispado estudiante, amante del porno de los noventa, ha destapado el estigma que la persigue desde aquella época. La profesora se ha visto obligada a dejar su puesto en las aulas para pasar a desempeñar labores administrativas. Algo que ya sucedió en 2006, cuando no renovaron su contrato en otro instituto de Kentucky.

En aquella ocasión cambió su nombre por el de Tericka Dye, para que nada la relacionara con su pasado, aún así no pudo evitar que algunos compañeros suyos y varios padres de alumnos consiguieran que no se le renovara el contrato cuando se dieron cuenta de sus adultas interpretaciones. En el instituto de Saint Louis, Myers fue con la verdad por delante. El formulario sobre su historial laboral reflejaba su coqueteo con el cine X, pero nadie lo comprobó. Ahora, tras el descubrimiento de uno de sus estudiantes, su profesión se ha visto truncada de nuevo.

“Soy una chica que ha cogido caminos equivocados a lo largo de su vida, pero cualquiera que haya presenciado mis clases sabrá cuánto disfruto enseñando y cuánto me motivan mis estudiantes. Eso es lo que debería de primar, no mi pasado”. Así de contundente se mostró Tyers cuando se le cerraron las puertas de las aulas en 2006. Un año después comenzó a trabajar en el instituto que le dio otro portazo hace unos días.

 

Read Full Post »