Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Roma’

El caso de Óscar Sánchez, un tranquilo e inofensivo lavacoches según los testimonios de sus vecinos de Montgat, un peligroso y sagaz narcotraficante según la justicia italiana. Sánchez, catalán de 44 años, fue condenado en mayo a 14 años de prisión con base en un dudoso peritaje de voz , y el próximo jueves volverá al banquillo para responder por otra acusación similar.Tras la publicación  de varios artículos en los que se detallaban indicios de que este vecino de Montgat podía haber sido víctima de una suplantación de identidad, el Cuerpo Nacional de Policía decidió abrir una investigación en el curso de la cual se han hallado pruebas que demostrarían la inocencia de Sánchez. El lavacoches fue detenido en el verano del 2010 y extraditado a Italia, donde en mayo se le condenó a 14 años de prisión bajo la acusación de ser un narcotraficante. En Nápoles, Sánchez se enfrenta hoy a un nuevo juicio por la segunda línea de investigación del mismo caso.

Los Carabinieri sostienen que Sánchez es el narcotraficante que investigaban basándose en el hecho de que identificaron a ese individuo dos veces en Italia y que las dos, al serle requerida la documentación, mostró el DNI del vecino de Montgat. La primera identificación fue el 9 de enero del 2006 en Nápoles, en compañía de destacados representantes de clanes de la Camorra (mafia napolitana). La segunda fue el 2 de febrero del 2006, cuando se le identificó en el Hotel Jolly Midas de Roma, adonde llegó acompañado por otras dos personas y donde se registró con el DNI de Sánchez.

Los agentes de la Jefatura Superior de Policía de Catalunya han encontrado pruebas documentales y testimoniales de que ese 2 de febrero, cuando las autoridades italianas dicen que estaba en Italia, Óscar estaba en Montgat trabajando. La Jefatura ha remitido de forma urgente esas pruebas a la Embajada de España en Roma, donde la Consejería de Interior, ante el riesgo de que un español inocente esté en prisión, está trabajando para que la justicia italiana revise el caso.

La primera prueba hallada por los policías de que Sánchez se encontraba en España es un finiquito firmado por él con la Cordelería Rogi de Montgat por un contrato de trabajo de tres días y por el que cobró 90 euros. Los días de ese contrato son 1, 2 y 3 de febrero del 2006. El 2 se supone que estaba en Italia.

Además, los investigadores han dado con otra prueba clave, pues han localizado a una de las dos personas que acompañaban al narcotraficante en el hotel de Roma. Tras ser interrogada por la policía, a esa persona se le mostró una foto de Sánchez y aseguró que el lavacoches no era su acompañante y que no le había visto nunca. Esa persona ha señalado a la policía que el narco a quien las autoridades italianas buscaban, que le acompañaba en el hotel y que creen que es Sánchez cumple condena en España.

Las autoridades italianas ubican a Sánchez en ese mismo hotel el jueves 1 de junio del 2006. Sin embargo, la propietaria del autolavado en el que trabajaba ha revisado las hojas de salario de Sánchez y ha confirmado a este diario que también estaba en Montgat. «El jueves 1 de junio trabajó, pues su día de fiesta semanal fue el martes», dice la exjefa.

Ultima hora:

Un problema en el procedimiento de extradición ha frenado la maquinaria judicial italiana. Ayer por la mañana, Sánchez se enfrentaba a un segundo juicio por narcotráfico. Sin embargo, ese proceso, por el que se le podía condenar a otros 14 años, tuvo que pararse al denunciar su abogado que la orden por la que fue extraditado a Italia fue emitida para el primer proceso y no para este segundo.

Los convenios europeos de justicia establecen que a una persona solo se la puede extraditar para un juicio y que para cada proceso es necesaria una orden de extradición. En los próximos días, la juez del tribunal de Nápoles, Marina Cimma, tendrá que decidir si anula este segundo proceso por la falta de esa orden de o bien pide a España que amplíe la extradición. Si hace lo segundo, el juicio será el 9 de septiembre.

Este aplazamiento por problemas con la orden juega a favor de Óscar, ya que dará tiempo al fiscal y a la juez de valorar estas informaciones enviadas por la Embajada que apuntalan la teoría de que el detenido ha sido víctima de una suplantación de identidad y no tiene nada que ver con el narco al que se investigaba. El abogado podrá pedir un peritaje de voz que invalide el que justificó la primera condena. Salcina argumentó que el peritaje usado en el primer juicio no es válido para el segundo ya que se llevó a cabo solo con llamadas relacionadas con las acusaciones del primer juicio. Además, expertos de la Universitat Pompeu Fabra se han ofrecido para realizar un peritaje alternativo que determine si la voz de Sánchez coincide o no con la del narcotraficante investigado.

 

Anuncios

Read Full Post »

Una fantasía erótica ha terminado en pesadilla para una joven catalana en Roma. La rocambolesca historia protagonizada por una estudiante de Olot ha sido portada en la prensa italiana, ha movilizado a la Embajada española y ha tenido una notoria repercusión política, provocando incluso declaraciones públicas del alcalde de la capital, el derechista Gianni Alemanno y otros líderes.

Todo comenzó el pasado 19 de febrero. Adriana Alzamora Gutiérrez, de 23 años y natural de Olot, estudiante de Ingeniería Química en la Universitat Politècnica de Catalunya y que se encontraba en Roma con una beca Erasmus, presentó una denuncia por violación. Según su versión aquel día, había salido de trabajar en un local, de madrugada, muy cerca de la plaza de España. En la calle se le acercaron dos individuos que la asaltaron. Mientras uno de ellos la sujetaba, el otro abusó sexualmente de ella, en el hueco entre dos coches. De vuelta a su domicilio, le contó lo sucedido a un amigo, también español, y ambos fueron a un hospital. Luego, como es norma en los centros médicos en estas circunstancias, le indicaron que debía ir a presentar la correspondiente denuncia.

La violación en plena calle, en un lugar tan céntrico y turísticamente emblemático como la plaza de España, causó conmoción en Roma. La noticia salió en la primera página de algunos periódicos y alimentó la psicosis de inseguridad ciudadana. Como suele hacerse después de otras violaciones, como muestra de solidaridad, se iluminó de noche el Coliseo. La víctima no quiso que se revelara su nombre para no dar un mal trago a su familia.

Pocos días antes, un inmigrante rumano había violado a una turista estadounidense de origen filipino en una caseta de electricidad abandonada del parque de Villa Borghese. En esta ocasión la víctima se había dejado engañar por las maneras educadas del hombre que luego la forzó.

El clima de alarma en Roma se acrecentó aún más la pasada semana, al saberse que una mujer italiana de 32 años había denunciado a tres carabineros y a un guardia municipal por haber sido violada en una comisaría donde estaba detenida por hurto. Los hechos aún no están muy claros. Se sospecha que hubo alcohol de por medio. Dos de los carabineros admiten que se produjo una relación sexual, pero consentida.

En este contexto cayó como una bomba la noticia, revelada el sábado, de que la violación de la estudiante española no había sido tal. Según la versión dada ayer por varios periódicos, Adriana Alzamora, en una segunda declaración ante la policía y ante las contradicciones en que había caído, confesó su mentira. Nadie la violó aquella noche. Al parecer, la chica y su novio pactaron una fantasía erótica. Ella, haciéndose pasar por prostituta, debía seducir a un desconocido y mantener con él relaciones sexuales. El encuentro tuvo lugar, pero el preservativo se rompió. Ante el temor de haber sufrido algún contagio, decidió ir a un hospital para someterse a un tratamiento preventivo. Se inventó la historia de la violación para facilitar las cosas. En realidad fue una decisión que le ha complicado la vida.

A la policía no le encajaba la narración. Hizo algunas comprobaciones que alimentaron sus sospechas. La señal del móvil de Adriana no fue detectada aquella noche en la zona del presunto delito. Tampoco las cámaras de seguridad grabaron nada anormal.

Ayer los periódicos nacionales italianos volvieron a destacar el episodio. El Corriere della Serapublicó el nombre de la estudiante, pues ahora ya no es víctima de un delito sino presunta autora de dos –falso testimonio y simulación de delito– castigados con hasta tres años de cárcel.  Según el diario La Stampa, la joven “es bella y acomodada”. Algunas fuentes la relacionan con una conocida empresa radicada en Olot.

El alcalde de Roma expresó “piedad humana” por la joven pero lamentó que su caso haya contribuido a “difamar a la capital”.

 

Read Full Post »

El piloto militar estadounidense Martin Kober durante años guardó bajo un sofá una pintura de Miguel Ángel, informó hoy el diario The Daily Telegraph.

Según el rotativo, la autenticidad de la obra, que representa a una Virgen de la Piedad, fue confirmada por el historiador italiano del arte Antonio Forcellino encargado de examinar el lienzo.

“Estaba seguro de que se trataba de una copia. Pero el cuadro resultó mucho más bello que las imágenes de Roma y Florencia que conocía”, explicó Forcellino, quien recientemente publicó un libro titulado “La ‘Piedad’ perdida” en el que narra la historia de su descubrimiento.

Al principio, la pintura estaba en una pared del salón de la casa de los Kober. A pesar de que una leyenda familiar la atribuía al gran maestro renacentista, nadie creía que eso fuese cierto, por lo que, tras caer por un pelotazo de los niños, el cuadro terminó debajo de un sofá, de donde salió, por mera casualidad, en 2003.

Según el experto italiano, es una obra sin terminar, algo que nunca ocurre con una copia.
“Ningún cliente del Renacimiento hubiera pagado por una copia sin terminar. Estoy seguro de que estamos ante un Miguel Ángel auténtico”, argumentó Forcellino.

El experto rescató la historia del lienzo a partir de los archivos del Vaticano descubriendo que fue pintado en 1545 para la marquesa Vittoria Colonna, mujer muy culta e influyente que favorecía al artista. Un año más tarde, el cardenal Reginald Pole, futuro arzobispo de Cantebury, lo ofreció al cardenal italiano Ercole Gonzaga.

Posteriormente, el cuadro terminó siendo propiedad de una baronesa alemana que lo legó a su camarera, una prima lejana del bisabuelo de Martin Kober, y en 1883 cruzó el Atlántico.

El descubrimiento de Forcellino es especialmente valioso, puesto que Miguel Ángel, famoso como pintor sobre todo por sus frescos de la Capilla Sixtina, dejó pocos lienzos conocidos. Por eso, el precio del que salió de debajo del sofá de los Kober podría superar los 300 millones de dólares.

Read Full Post »